Almacenamiento es «clave para dar certeza jurídica a las inversiones»

Ene 27, 2023 | Panorama Energético

Carlos Barría, fundador y director de GRID & ZERO Energy Consulting, señala a ELECTROMINERÍA la necesidad de avanzar aceleradamente en la redacción y publicación de los reglamentos y normas técnicas necesarias.

Comparte en:

El aterrizaje de la Ley de almacenamiento es la prioridad para avanzar en el sector energético, especialmente para darle una mayor certeza jurídica al desarrollo de este tipo de inversiones en el país, según señala Carlos Barría, fundador y director de GRID & ZERO Energy Consulting.

En entrevista con ELECTROMINERÍA, el ejecutivo, quien se ha desempeñado en el Ministerio de Energía y en GPM A.G., también destaca la importancia de avanzar en la electrificación de los consumos de calefacción, climatización y en transporte,

Barría complementa estas iniciativas con el desarrollo de la transmisión, para que los proyectos del segmento se desplieguen con mayor agilidad.

¿Cuál es el análisis que hace de la situación actual del sector energético?

El sector energético chileno está en pleno proceso de transformación por varios factores. En primer lugar, para hacer frente a la crisis climática global. Nuestro país se ha comprometido a lograr la carbono neutralidad al año 2050, lo que se ha reafirmado en la Ley Marco de Cambio Climático publicada el año pasado. Esto nos obliga a llevar a cabo diversas medidas para reducir las emisiones del sector energético que aporta el 77% de los gases de efecto invernadero del país, y no sólo de la generación eléctrica, sino que del transporte, la industria, la construcción, y aquellos sectores no energéticos, como la agricultura y residuos.

En segundo lugar, gracias al enorme potencial de recursos renovables del país y la importante reducción internacional de costos de estas tecnologías, en los últimos 10 años se han incorporado de forma masiva principalmente la energía eólica y solar. El año 2022 terminó con un récord histórico de 56% de participación renovable en la producción anual de energía eléctrica considerando hidroelectricidad, solar, eólica, biomasa y geotermia. Además, estamos avanzando en el cierre de las centrales térmicas a carbón del país, de hecho, el pasado septiembre se logró la meta de retiro del carbón fijada para el año 2024.

En tercer lugar, se está incubando la mayor transformación histórica del sector energético que es la electrificación de los usos de combustibles fósiles en el transporte y la industria. Tanto la electromovilidad como la producción de hidrógeno verde, son fundamentales para lograr la meta de carbono neutralidad del país, estando hoy en día en pleno despegue.

Finalmente, no hay que olvidar uno de los problemas energéticos más complejos que tiene Chile que es el uso de la leña para calefacción en la zona centro-sur, que causa enfermedades cardio respiratorias, mortalidad y los principales afectados son los grupos más vulnerables. Por lo tanto, la transformación del sector energético, debe incluir prioritariamente la electrificación de la calefacción y climatización para reducir la contaminación local y mejorar la calidad de voda de muchos chilenos.

¿Cuáles son las principales regulaciones que destaca del último tiempo para la industria?

Sin duda una de las principales regulaciones del último tiempo es la aprobación de la ley que promueve el almacenamiento para el sistema eléctrico. El proyecto que fue ingresado al congreso en noviembre 2021 y publicado en noviembre 2022, permite que el almacenamiento participe íntegramente del mercado eléctrico, recibiendo pagos por capacidad, pudiendo conectarse a los sistemas de distribución, e incluso permitiendo que los autos eléctricos se conecten a la red y el sistema aproveche la energía almacenada de sus baterías.

Publicidad

A su juicio, ¿Cuáles son los desafíos inmediatos que vienen, considerando la última PELP?

Tenemos muchos desafíos para cumplir los objetivos de descarbonización y para tener una matriz energética más limpia, que además sea competitiva y eficiente. Uno de los prioritarios es la promoción del almacenamiento, y para esto se debe avanzar aceleradamente en la redacción y publicación de los reglamentos y normas técnicas necesarias para implementar la reciente ley. Esto es clave para dar certeza jurídica a las inversiones en este tipo de instalaciones, abrir la competencia y lograr aprovechar los recursos renovables en aquellas horas que no los tenemos.

Otro gran desafío es la transmisión eléctrica, se debe desplegar con mayor celeridad y tenemos que lograr un enfoque social y comunitario positivo frente al desarrollo de esta infraestructura.

Por otra parte, tenemos una estrategia de electromovilidad que el año 2021 fijó la meta de 100% de ventas de vehículos livianos y medianos cero emisiones al 2035, entre otros compromisos. El transporte es clave para lograr la carbono neutralidad, por lo que se deben tomar medidas hoy para promover los autos eléctricos, el transporte público cero emisiones y, en definitiva, desincentivar el uso de combustibles fósiles.

Además, el despliegue de proyectos de hidrógeno verde está creciendo aceleradamente, y su principal desafío es lograr desarrollar proyectos de forma armónica con el medio ambiente, y vinculando a las comunidades locales de forma temprana. Esto permitirá un avance sostenible, con apoyo social y de una forma que las personas vean en el hidrógeno verde una forma diferente de crear industria.

Publicidad