BloombergNEF: a pesar del rápido crecimiento de las ventas de vehículos eléctricos, solo unos pocos países alcanzarán el cero neto para 2050

Mar 8, 2023 | Pulso Ambiental

Ahora hay casi 20 millones de vehículos eléctricos de pasajeros en la carretera, 1,3 millones de vehículos eléctricos comerciales, incluidos autobuses, furgonetas de reparto y camiones, y más de 280 millones de ciclomotores, scooters, motocicletas y vehículos de tres ruedas eléctricos.

Comparte en:

Las ventas de vehículos eléctricos están aumentando debido a una combinación de políticas de apoyo, mejoras en la tecnología de baterías, más infraestructura de carga y nuevos modelos atractivos de los fabricantes de automóviles. La electrificación también se está extendiendo a nuevos segmentos del transporte por carretera, preparando el escenario para grandes cambios por delante.

El resumen ejecutivo de la séptima Perspectiva anual de vehículos eléctricos a largo plazo (EVO) de BloombergNEF señala que ahora hay casi 20 millones de vehículos eléctricos de pasajeros en la carretera y la electrificación se ha extendido a otros segmentos del transporte por carretera. Hay más de 1,3 millones de vehículos eléctricos comerciales, incluidos autobuses, furgonetas de reparto y camiones, y hay más de 280 millones de ciclomotores, scooters, motocicletas y vehículos de tres ruedas eléctricos en las carreteras de todo el mundo. La tecnología de las baterías continúa mejorando, la presión política hacia el «cero neto» está aumentando en muchos países y los fabricantes de automóviles están aumentando la fabricación de nuevos y atractivos modelos EV.

A pesar del rápido aumento en la adopción de EV, el transporte por carretera aún no está en camino de lograr la neutralidad de carbono para 2050. Simplemente cambiar el tren motriz de los vehículos puede no ser la forma más eficiente de ofrecer cero emisiones netas y una gama completa de soluciones, que incluyen más público. Se necesitarán opciones de tránsito y transporte activo. Se requerirá una acción agresiva por parte de los legisladores, especialmente en los vehículos más pesados, donde tanto las baterías como las celdas de combustible de hidrógeno compiten por un lugar en el mercado. La ventana para mantenerse en el camino hacia el cero neto se está cerrando rápidamente.

A pesar del rápido aumento en la adopción de EV, el transporte por carretera aún no está en camino de lograr la neutralidad de carbono para 2050. Simplemente cambiar el tren motriz de los vehículos puede no ser la forma más eficiente de ofrecer cero emisiones netas y una gama completa de soluciones, que incluyen más público. Se necesitarán opciones de tránsito y transporte activo. Se requerirá una acción agresiva por parte de los legisladores, especialmente en los vehículos más pesados, donde tanto las baterías como las celdas de combustible de hidrógeno compiten por un lugar en el mercado. La ventana para mantenerse en el camino hacia el cero neto se está cerrando rápidamente.

Publicidad

También existe una brecha cada vez mayor entre las economías ricas y las emergentes en cuanto a la adopción de vehículos eléctricos. Existe un riesgo creciente de que la transición no sea equitativa y que muchas economías pierdan los beneficios de una mejor calidad del aire y nuevas inversiones. Las restricciones de suministro de materias primas para las baterías también parecen muy estrictas para los próximos años. Esto está configurado para hacer retroceder el punto de paridad de precios de EV en algunos segmentos, pero no descarrilará el mercado global de EV.

Este informe se basa en el equipo de expertos sectoriales y regionales de BloombergNEF en todo el mundo. Actualiza nuestra perspectiva sobre cómo podría evolucionar el transporte por carretera en los próximos 30 años. Incluye análisis sobre la adopción de vehículos eléctricos en vehículos de pasajeros, furgonetas y camiones comerciales, vehículos de dos y tres ruedas y autobuses a nivel mundial. También analiza otras transmisiones, incluidos los híbridos y las celdas de combustible, y luego explora los impactos resultantes de todos estos en los mercados de electricidad, la demanda de petróleo, los materiales de las baterías, la infraestructura de carga y las emisiones de CO2. La perspectiva de este año incluye análisis en varias áreas nuevas, incluido el papel potencial de la tecnología de vehículo a red.

Descarga el informe AQUÍ

Publicidad