Cesco plantea cinco acciones para que la electromovilidad avance en minería

Ene 25, 2023 | Minería Verde

El estudio "Cinco nichos socio-tecnológicos en la región andina" aborda el capítulo de la electromovilidad para una minería sin emisiones.

Comparte en:

Una serie de desafíos y oportunidad identifica el Centro de Estudios del Cobre y la Minería (Cesco) en el estudio «Cinco nichos socio-tecnológicos en la región andina», donde aborda el capítulo de la electromovilidad para una minería sin emisiones, proponiendo cinco acciones para una agenda nacional y regional en esta materia.

El documento consigna la necesidad de darle un mayor prioridad a los equipos tecnológicos en equipos de alta potencia, así como tener una coherencia con la evolución de estándares de emisión, considerar los altos costos de los motores híbridos, la disponibilidad de máquinas cero emisiones, avanzar en intercambio de experiencias técnicas para enfrentar la dispersión en la industria minera, además de revisar las barreras técnicas, regulatorias y financieras.

Como oportunidades el informe menciona el tamaño del mercado local y la participación de los actores locales en la cadena de valor de los camiones mineros, junto con acelerar la tasa de recambio de CAEX,  explorar alternativas tecnológicas con posibilidades de ser caso de negocio y potenciar la economía circular en este ámbito.

Acciones

El trabajo de Cesco recomienda realizar acciones necesarias para abordar desafíos y/o capturar oportunidades, entre las cuales están:

Fomentar asociaciones público-privadas para sostener un esfuerzo de innovación abierta: «La reconversión de CAEX cero emisiones requiere de un proceso acelerado de innovación abierta con apoyo del Estado para el financiamiento de investigación y desarrollo (I+D), además del acceso a las inversiones necesarias para la adecuación de las faenas. Al mismo tiempo, las soluciones tecnológicas deben estar estrechamente alineadas con las necesidades operativas y regulatorias, existiendo espacios para la creación de sinergias, lo que requiere una cooperación de la industria minera, sus proveedores tecnológicos, la industria energética y el Estado, y otras partes interesadas. Entre otros elementos, el Estado debe impulsar la renovación de la flota de camiones de extracción y llevarlo al entorno político-regulatorio y social visibilizando la utilidad de avanzar en proyectos de innovación tecnológica para crear soluciones que actualmente existen sólo parcialmente».

 

Publicidad

Crear una demanda específica y reubicar la oferta para capturar oportunidades: «Bajo un nuevo modo de operar con CAEX eléctricos, se requiere avanzar hacia la customización del motor de potencia y la capacidad de las baterías. Considerando que las soluciones a batería son distintas a las de celdas de hidrógeno, la industria minera debe pronunciarse sobre lo que visualicen más promisorio como solución estándar en la región, dando señales de demandas puntuales de lo que va a significar el cambio tecnológico y sus cambios en la cadena de valor».

Elaborar una hoja de ruta para la reconversión del CAEX que priorice los desafíos y soluciones: «Es primordial que el Estado y el sector privado conozcan los desafíos y las oportunidades asociadas a la cadena de valor de lo que significaría la reconversión de CAEX. En este sentido, se sugiere la creación de un ente que ejerza liderazgo y que sea capaz de desarrollar un proyecto de esta índole: 1) identificar barreras y habilitadores, 2) priorizar desafíos y explorar soluciones, y 3) definir una hoja de ruta que acelere la transición tecnológica a CAEX cero emisiones».

Por el lado de las acciones regionales se menciona:

Capitalizar sobre esfuerzos existentes de mineras presentes en la región que logre unir oferta y demanda: «Actualmente existen algunas iniciativas que ya son un punto de partida y referente, la iniciativa Charge On Innovation Challenge es un esfuerzo de tres grandes empresas mineras: BHP, Rio Tinto y Vale, y la organización Austmine, una impulsora de tecnología que reúne a varios proveedores para iniciar la colaboración para la descarbonización del sector».

Desarrollar una agenda de trabajo para desarrollar un ecosistema y gestión de cambio a nivel regional: «La capacidad de colaboración determinará el éxito de las acciones en un contexto donde las compañías mineras no pueden por sí solas ejercer presión a los proveedores, por lo que se requiere de un ecosistema que habilite el desarrollo tecnológico a nivel regional. Ser receptivos a la transición de la magnitud requerida depende de la gestión del cambio en los distintos ámbitos involucrados, desde el estado y la industria de toda escala, hasta la sociedad en general».

Promover encadenamientos industriales: «Los power train de los CAEX son motores que comparten componentes con la maquinaria pesada de otra industria, como la utilizada en empresas forestales, la construcción, actividades agrícolas, etc. El encadenamiento industrial puede habilitarse para cooperar entre empresas que comparten componentes y preocupaciones para desarrollar operaciones bajas en carbono, para lo cual se requiere analizar la cadena de valor y realizar un estudio de encadenamiento industrial de bienes y servicios asociados, identificando para cada componente las posibilidades de cooperación para que sean desarrollados en distintos puntos de la región».

Homogeneizar la regulación en la región: «La tecnología para mejorar la eficiencia energética y el control de emisiones de equipos tales como los trenes de potencia a diésel de gran capacidad, varía significativamente según la potencia del motor. La Unión Europea ha creado paquetes regulatorios que definen el estándar o los límites de emisión para estos motores, y establecen los procedimientos que deben seguir los fabricantes para obtener la homologación, un requisito previo para la comercialización en el mercado de varios países».

Publicidad