Comercialización de energía: plantean relevancia de que la flexibilidad cuente con la participación del cliente final

Nov 10, 2023 | Panorama Energético

Este tema fue visto en la VIII Semana de la Energía, organizada por Olade, donde participaron los gremios chilenos de ACEN y Acera.

Comparte en:

En el marco de la VII Semana de la Energía, que realiza la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) en Uruguay, el presidente de la Asociación Iberoamericana de Comercialización de Energía, Sebastián Novoa, participó en el panel de discusión «Desafíos regulatorios y diseño de mercados energéticos de futuro», donde planteó la importancia de que los clientes finales de servicios eléctricos tengan la posibilidad de elegir la fuente energética que reciben de suministro eléctrico.

«En el sector eléctrico de varios países iberoamericanos no existe la posibilidad de escoger el suministro. Si el usuario final no puede elegir su energía renovable y sellar su pacto de aportar a la transición energética, entonces estamos dejando fuera a aquel que es nuestra razón de existir: la demanda», sostuvo el ejecutivo, quien también es presidente de la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía (ACEN).

De acuerdo con Novoa, «cuando hablamos también de flexibilidad y participación del usuario, debemos entender sus necesidades y que el sistema eléctrico funciona para él», agregando que gran parte de la demanda tiene una disponibilidad hacia la flexibilidad, lo que puede ser enfrentado con nuevas tecnologías.

En el panel se concordó en la necesidad de avanzar hacia una plataforma que permite entregar flexibilidad en tiempo real, además de mejorar la calidad del servicio en el segmento de la distribución, mediante medición inteligente que permita incorporar tarifas horarias, respuesta a la demanda y flujos bidireccionales.

Acera

En esta instancia también participó la directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.), Ana Lía Rojas, quien se refirió a los aspectos específicos que se discuten en las agendas de distintos gobiernos referidos a la disminución de emisiones de la red eléctrica; de la seguridad de operación de la red con alta penetración renovable; de la competitividad y precios de energía eléctrica que se enfrentan a propósito de la redistribución de costos en relación a las nuevas tecnologías de generación sin emisiones, y por último, a las regulaciones y acuerdos sobre el uso del territorio que los distintos países enfrentan.

A su juicio, es necesario avanzar en incentivos al reconocimiento de la suficiencia que entregan distintas tecnologías de generación, por lo que formuló un llamado a revisar las metodologías de reconocimiento, junto con abordar el sinceramiento de la discusión en torno al impuesto a las emisiones.

Publicidad
Publicidad