Coordinador Eléctrico adjudicó obras a tres empresas para otorgar Servicios Complementarios de Control de Tensión

May 31, 2024 | Destacados, Panorama Energético

Proceso establece la operación por 25 años para proveer potencia de cortocircuito y contribuir a la estabilidad de tensión, elementos claves para dar fortaleza de red en la zona norte, apoyando la integración de energías renovables variables.

Comparte en:

El Coordinador Eléctrico Nacional adjudicó obras a tres empresas para otorgar Servicios Complementarios de Control de Tensión, dispositivos claves para la transición energética, lo que permitirá que la zona norte del país disponga de recursos para proveer la fortaleza de red que se requiere para seguir integrando energías renovables variables en la red eléctrica.

Estos dispositivos implicarán la instalación de equipos llamados condensadores sincrónicos, los que contribuyen a la estabilidad de tensión en la red y garantizan que el Sistema Eléctrico Nacional opere de manera segura ante el retiro de centrales térmicas a carbón, las que tienen de forma inherente estos atributos.

La prestación del servicio comenzará a durante el año 2027 y se remunerará por una anualidad durante la vida útil definida en el Informe de Servicios Complementarios, en este caso 25 años.

El proceso de licitación contó con las ofertas de seis empresas, las que presentaron un total de 16 proyectos para proveer el servicio. Tras una evaluación técnica, el 17 de mayo se abrieron las propuestas económicas y se conoció el valor máximo definido por la Comisión Nacional de Energía (CNE). Con estos valores máximos, se evaluó la combinación óptima de proyectos para cumplir con el requerimiento.

De este modo, cinco proyectos de las empresas Alupar, Engie y Transelec se adjudicaron la licitación, según el acta publicada por el Coordinador la tarde de este viernes. Esto considera instalación de nuevos equipos y la reconversión de una central térmica a carbón en la ciudad de Tocopilla, que fue retirada el año 2022. De acuerdo con las ofertas recibidas en esta licitación, se estima una inversión total en torno a US$500 millones.

En sus ofertas, los proponentes debían señalar los puntos de conexión de sus proyectos, los que están cercanos a las subestaciones indicadas en las bases, en las regiones de Antofagasta y Atacama, permitiendo fortalecer la red debido a su proximidad con gran parte de la generación renovable variable de la zona norte.

Publicidad

Según indicó el organismo, la instalación de estos equipos «tiene el beneficio de reducir la necesidad de operación de centrales térmicas a carbón en el día por motivos de seguridad, lo que implicará mayor integración de energías renovables y una reducción de los pagos por mínimo técnico que hoy se realizan. En definitiva, esto contribuye a la operación segura y económica del Sistema Eléctrico Nacional».

El presidente del Consejo Directivo del Coordinador, Juan Carlos Olmedo, señaló que “como operador del sistema eléctrico estamos trabajando, en nuestro ámbito de competencia, para materializar las condiciones habilitantes que permitan operar un sistema 100% renovable hacia 2030, para lo cual se requiere contar con atributos de seguridad para la integración de energías renovables variables. La adjudicación de esta licitación es un paso decidido en esa dirección”.

Publicidad