María Trinidad Castro: «hay desafíos que superar en términos de formación y capacitación en el sector energético»

Jun 19, 2024 | Panorama Energético

En entrevista con ELECTROMINERÍA, la directora ejecutiva de WEC Chile aborda los desafíos que plantea la transición energética para el sector, en términos regulatorios y de género.

Comparte en:

¿Cuáles son los principales temas de discusión en el sector energético chileno en la actualidad?
Tal como ocurre en todas partes del mundo, nuestro sistema energético chileno se ve enfrentado actualmente a múltiples desafíos que además están entrecruzados entre ellos. La descarbonización, digitalización, nuevas formas de demanda, necesidad imperiosa de descentralizar la gestión y operación junto con el desafío de diversificar las fuentes energéticas, son los principales drivers de las transiciones energéticas globales y nuestro país también comparte estos desafíos, con sus características e historia propias.

Actualmente, tenemos la necesidad de rediseñar nuestro sistema energético poniendo en el centro el mayor bienestar de las personas y esto supone múltiples ajustes tanto en materias regulatorias como estructurales de nuestro sistema.

La alta penetración de energías renovables supone contar con las vías de transmisión adecuadas para afrontar dicho aumento, el desarrollo de las tecnologías que habiliten y faciliten el mejor uso eficiente de las energías, tener redes digitales y, por supuesto, repensar nuestro diseño de la distribución energética, comprendiendo que en el futuro cada vez existirán más actores en este sistema.

Durante las últimas 3 décadas fuimos un sistema que respondió de manera ágil y atingente a las necesidades del país, pero hoy las condiciones han cambiado: las demandas de energía aumentan de manera exponencial y el sistema debe adaptarse y modificarse de manera ágil de acuerdo con esta nueva realidad.

Tenemos grandes desafíos en términos de permisos, de agilidad para innovar y, sobre todo, en el desarrollo de nuevas industrias como son el hidrógeno y los combustibles sintéticos.

Nuestro país es observado como una pieza clave en la transición energética internacional, ya que posee ventajas competitivas y comparativas extraordinarias en materia de recursos naturales y capacidad de generar energías renovables. Sin embargo, debemos poner prisa a las regulaciones y marco de operación para que estas grandes oportunidades se lleven a la práctica y no sean capturadas por otros países que cuentan con menos potencial que nosotros, pero que presentan soluciones regulatorias y esquemas de incentivos más agiles y claros.

¿Cuáles son los resultados de Women in Energy en el país y cómo lo evalúan?

El programa de liderazgo Women in Energy de WEC Chile es un esfuerzo que cuenta con 6 años de experiencia preparando a mujeres para el desafío de tomar posiciones de liderazgo y reducir las brechas presentes en nuestra industria altamente masculinizada.

A lo largo de los años hemos tenido resultados significativos, contando actualmente con más de dos centenares de mujeres que persiguen el desafío de aumentar la participación femenina y humanizar la transición energética. En la última versión del programa, que recién comienza, recibimos más de 150 postulaciones, de las cuales 40 profesionales fueron seleccionadas para integrar la 6ta Generación. De todas las mujeres que han participado por el programa, un 86% de ellas permanece en la industria energética. Este dato es muy relevante ya que indica que sus talentos y capacidades están hoy dentro de nuestro sistema y es valor compartido para nuestra industria.

Durante el año pasado tuvimos la oportunidad de llevar a cabo un importante estudio que denominamos “Radiografía de percepciones de mujeres que trabajan en la industria energética en Chile”, el que incluyó entrevistas en profundidad, focus group y encuestas, entre otras metodologías. Los resultados de este estudio, donde participaron más de 1.300 mujeres de todo Chile -de las cuales más del 97% estaban trabajando en la industria energética-, revelaron datos muy significativos. Por ejemplo, más del 90% de las encuestadas reportaron estudios superiores, es decir, son profesionales y muchos de los casos, con maestrías y doctorados.

Cuando identificas que más del 90% de las mujeres que se desempeñan en la industria energética en Chile (electricidad, combustibles, cadena de suministro y otros), son profesionales, se da cuenta de la inmensa necesidad de preparar mujeres técnicas en carreras complementarias, fundamentales para todos los desafíos propios de la transición energética.

El estudio también reveló que 2 de cada 3 mujeres que trabajan en nuestro sector, también cumplen labores de cuidado, ya sea a cargo de un menor de edad, alguien con necesidades especiales o persona mayor. Estas responsabilidades dejan a las mujeres en una situación de desventaja y desequilibrio. Este es un hecho que provoca dificultades en la conciliación entre la vida familiar, personal versus lo laboral, intensificando las brechas respecto a cargos y roles, salarios, entre otras.

El 70% reporta la importancia de contar con una comunidad de encuentro entre mujeres, donde compartir y vivir las experiencias propias, aprender herramientas y contar con pares que te acompañen a avanzar en los desafíos. Es ahí donde el programa Women in Energy WEC Chile toma el valor que nosotros vemos: justamente como una comunidad de personas que compartimos un propósito de construir un sistema energético más sustentable que pone en el centro el mayor bienestar de todas las personas, sin dejar a nadie afuera.

Estamos muy orgullosos de nuestros logros entendiendo que es un aporte acotado que nos gustaría amplificar. Por ello continuamos trabajando con mucha fuerza y energía para cerrar las brechas y motivar a las mujeres a que lideren las transformaciones de nuestra industria.

En sustentabilidad, ¿cómo ven el avance del proceso de descarbonización de la matriz eléctrica en Chile?

La sustentabilidad es uno de los tres ejes del “Trilemma Energético” que plantea el World Energy Council.
El Trilemma fue desarrollado como un indicador clave a la hora de tomar decisiones para los diferentes países, ya que mide en perspectiva y tiempo cómo se encuentra cada país en términos de Equidad (acceso, precio, disponibilidad de la ewnergía), Seguridad (resiliencia, diversificación, estabilidad de los sistemas energéticos) y la Sustentabilidad. Esta última como el desafío del equilibrio entre las necesidades sociales, económicas y del medio ambiente.

En cuanto a la matriz eléctrica de Chile, podemos decir que la participación de las energías renovables responde al propósito de largo plazo definido por la Política Energética para nuestro país, con un constante crecimiento desde la última década.

Según los datos del Coordinador Eléctrico Nacional (CEN), durante el primer trimestre de 2024, la generación eléctrica en base a Energías Renovables No Convencionales (ERNC) alcanzó un 41% del total de la energía producida en Chile. Esto incluye energía eólica, solar, hidráulica, biomasa, geotérmica y biogás. Solo tomando en cuenta los 3 primeros meses, la producción de energía solar subió un 13%, la eólica un 7% y la hidráulica un 44%, respecto del mismo periodo del año pasado.

Estos datos reflejan el compromiso de Chile con la transición hacia una matriz energética más limpia y sostenible. A su vez, este crecimiento supone nuevos desafíos propios de la alta y veloz penetración de energías provenientes de fuentes limpias, donde la transmisión y el almacenamiento se plantean como piezas fundamentales para su desarrollo positivo y beneficioso para todos.

¿Cómo aprecia el estado actual de la calificación laboral en la industria energética chilena?

En cuanto al estado actual de la calificación laboral en la industria energética chilena, un estudio reciente reveló que el 71% de los proyectos encuestados del sector afirmó haber tenido vacantes en los últimos 12 meses. Además, un 80% de ellos mencionó dificultades de contratación en proyectos en construcción donde hay candidatos sin competencias o habilidades técnicas necesarias, escasez de postulantes y falta de experiencia laboral. Estos resultados nos indican que aún hay desafíos que superar en términos de formación y capacitación en el sector energético.

¿Qué otras iniciativas tienen en WEC Chile para este año?

WEC Chile es parte de una organización internacional que se define como el foro internacional energético más relevante a nivel mundial: somos más de 80 capítulos, que representan esa cantidad de países y naciones que colaboramos desde hace más de 100 años con un propósito compartido.

Contamos con herramientas concretas que ayudan a la toma de decisiones informada como son estudios, indicadores, seminarios entre otros. Todos los consejos, incluido el de chile cuenta con el mandato de dar a conocer dicha información poniéndola a disposición de los tomadores de decisión.

De la misma forma, participamos activamente de la red internacional en las instancias que están disponibles, Por ejemplo, hemos estado presentes en el 26° World Energy Congress, realizado en Rotterdam, Países Bajos.

Además, contamos con dos programas de impacto propios de WEC Chile que responden a la mirada global con un actuar local. Dichos programas son: Kids in Energy & Sustainability, programa de aprendizaje basado en proyectos que apunta a la educación energética para niños y niñas a edad temprana.

El segundo programa es el Women in Energy, programa de liderazgo femenino para una industria altamente masculinizada como la nuestra que ya cuenta con 6 años de operación y más de 200 mujeres preparadas para los desafíos de esta industria.

La visión de WEC Chile para el futuro es convertirse en un lugar de pensamiento y de contenido para las personas que toman decisiones dentro de la industria energética, sirviendo de nexo entre los sectores público, privado y la academia para construir un nuevo futuro para esta industria.

Publicidad

 

 

Publicidad