Pequeña hidroelectricidad: un aporte real a la carbono neutralidad en Chile

Abr 11, 2024 | Opinión

Por Rafael Loyola, director ejecutivo de la Asociación pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas (Apemec).

Comparte en:

En octubre del año pasado, el Ministerio del Medio Ambiente realizó el lanzamiento del Sistema de Compensación de Emisiones del Impuesto Verde (SCE), actividad que dio inicio a la operación de esta iniciativa que permite direccionar recursos hacia proyectos de reducción de emisiones de contaminantes. En virtud de lo anterior, durante enero y febrero de 2024 se recibieron solicitudes para participar del SCE, tras lo cual 8 proyectos de reducción de emisiones fueron aprobados exitosamente, los que sumaron casi 260.000 certificados, equivalentes a la misma cantidad de toneladas de CO2 reducidas.

De estos 8 proyectos, 6 fueron hidroeléctricos de pequeña escala, los cuales representaron el 87% de los certificados de reducción de emisiones indicados anteriormente. Paralelamente, el Coordinador Eléctrico Nacional publicó las cifras de generación eléctrica para el primer cuarto de este año, indicando un nuevo máximo histórico de 41,3% del total para la Energía Renovable No Convencional (ERNC), en donde se indica el gran aporte que en este sentido hicieron las centrales hidroeléctricas de pequeña y mediana escala que son consideradas en tal categoría.

Según un reciente reporte de la Asociación Internacional de Energía Renovable, IRENA, la hidroelectricidad a nivel global representa nada menos que el 65% de toda la generación renovable del planeta, y se requiere duplicar esta capacidad para cumplir las metas del acuerdo de Paris al 2050. La hidroelectricidad no es variable en términos horarios, entregando energía limpia las 24 horas del día, siendo un complemento natural para las fuentes de energía renovables variables, como la solar y eólica, tiene largos ciclos de vida y atributos que permiten reducir los crecientes costos sistémicos de nuestra matriz.

Teniendo en cuenta una mirada de largo plazo, la hidroelectricidad y sobre todo la pequeña y mediana, que tiene una relación virtuosa con las comunidades, especialmente agrícolas, resulta no solo necesaria sino que muy competitiva, pero para ello se requiere que se reconozcan todos los atributos que aporta, emparejando la cancha, evitando distorsiones de mercados y subsidios cruzados –como las controversias asociadas al gas “inflexible” y los proyectos PMGD- para permitir y promover su desarrollo en el sistema, señales que son urgentes, toda vez que estos proyectos toman mucho mayor tiempo en concretarse.

Publicidad
Publicidad