Sector eléctrico: estudio plantea dos proyectos pilotos para mejorar resiliencia

Nov 30, 2023 | Panorama Energético

Documento realizado por el Centro de Energía de la Universidad de Chile, en el marco de la cooperación Chile-Alemania, aborda experiencias internacionales.

Comparte en:

La formación de islas de suministro eléctrico con pequeños medios de generación en distribución (PMGD) y obras para proteger de marejadas a los puertos que operan con combustibles son dos proyectos pilotos que plantea el informe final «Análisis de Infraestructura resiliente a la crisis climática para el sector energético», realizado por Centro de Energía de la Universidad de Chile en el marco de la Energy Partnership Chile-Alemania, donde cooperan el Ministerio Federal de Economía y Protección del Clima de Alemania (BMWK) y el Ministerio de Energía de Chile, junto con numerosas instituciones afiliadas, siendo GIZ el cuerpo ejecutor de la alianza.

Para la primera iniciativa, el estudio señala que las islas con PMGD «considera un buen potencial de resiliencia de bajo costo», mientras que las obras para proteger a los puertos «se considera como necesario si no se incrementa significativamente la capacidad de almacenamiento de combustibles».

«A partir de la revisión del catastro nacional de PMGD, se selecciona la localidad de Chonchi (subestación de igual nombre) como un alimentador con las relaciones de demanda y capacidad conectada de PMGD (centrales hidroeléctricas Dongo y Collil) que permitirían mínimos costos de implementación, permitiendo que el alimentador pueda ser suministrada por los PMGD cuando hay problemas de suministro desde el sistema interconectado. En el segundo caso, por su relevancia en la importación de combustibles al país, se analizan distintas formas de obras de abrigo en la bahía de Quinteros», indica el documento.

Experiencia internacional

El informe también revisa seis experiencias internacionales de infraestructura resiliente en el sector eléctrico, como obras de protección a inundaciones en subestaciones eléctricas, estándares de diseño y en general gestión de activos, diversos tipos de obras de abrigo en puertos, sistemas de alerta temprana y uso de forestación para proteger la rivera de embalses e infraestructura verde para enfrentar islas de calor urbanas.

Además, se piensa en avanzar en un meta sectorial nacional enfocada en infraestructura resiliente y adaptación del sector energía, siguiendo la experiencia de California en USA, donde se propone que «todos los
propietarios de infraestructura energética implementan su plan de adaptación y resiliencia al cambio climático antes del 2030», con seis actividades por etapas, que incluyen estudios de proyección de impactos climáticos con alta resolución espacial, plataformas de información y herramientas de apoyo al análisis de riesgo de una obra o infraestructura.

Finalmente se presenta una propuesta de guía de adaptación, inspirada en la experiencia de Reino Unido, para la evaluación de proyectos energéticos, que se plantea «en lógica inversa al impacto ambiental, el impacto del ambiente, y en particular del clima, sobre el proyecto. La guía consta de seis pasos fundamentales como un proceso concurrente a la descripción de riesgos y elaboración de planes de contingencia y emergencia, basados en información de ubicación, función del proyecto, y de variables climáticas tanto históricas como proyectadas».

 

 

Publicidad
Publicidad